“Somos el único animal que…”

No alcanzo a recordar cuando comenzó por primera vez mi andadura en Internet. Recuerdo la casa en la que vivíamos, el comedor en el que me encontraba, la silla y el ordenador pero no recuerdo ese momento. Desde luego han pasado años, y de buscar “4 cosas contadas”, ha pasado a ser otra plataforma, tan imprescindible como cualquier otro medio (o incluso más). Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y es por todos sabido que en Internet; “puedes encontrar de todo”.

(Error en imagen WordPress*)

Han sido numerosas las ocasiones, en las que navegando a través de bloggs o páginas de mi interés personal (ya sean ciencias de la salud, biología, química, nutrición u otras) me he encontrado con argumentos y sobre todo, comentarios de lectores de todo tipo diciendo cosas de todo tipo. Sin embargo siempre hay patrones, tendencias, corrientes de pensamiento o argumentos en sí, que se repiten más que otros.

Hoy en “El reflejo en la ventana” vamos a desmontar uno de esos argumentos que tanto gustan utilizar algunos internautas.Ese argumento es; “Somos el único animal que…”.

He de decir que puede ser utilizado en varias situaciones, pero en Internet sin duda me he encontrado con ese argumento en numerosas ocasiones relacionado con un tema en concreto: la leche. Con lo que la frase quedaría tal que: “Somos el único animal que bebe leche después de la lactancia materna y a lo largo de nuestra vida”. Este argumento se emplea  para respaldar que el consumo de leche no es beneficioso, sino perjudicial para la salud del ser humano. Que quede claro que tampoco estoy de acuerdo con esa idea, ni veo al grupo lácteo con esos ojos.

Pero en este post me voy a centrar en citar algunos ejemplos, de hábitos, comportamientos, costumbres que tenemos y que realizamos a diario y que difieren con el resto de especies, para que nos demos cuenta del peso de este tipo de argumentos, cuando no se tienen otros. De hecho son las que han marcado la diferencia, lo que hemos llegado ha ser, para bien o para mal, y que probablemente estás personas que critican compartirán sin ninguna duda… y sino que nos lo hagan saber;

1- “Somos el único animal que cocina los alimentos”: y la verdad, no me imagino a un grupo de koalas por ejemplo haciendo una barbacoa. Y gracias a ello, eliminamos posibles patógenos que hay en los alimentos, además de permitirnos consumir otros, que crudos serían tóxicos, como es el caso de algunas clases de patata, si no recuerdo mal, en mayor medida en el caso de la patata silvestre. Existe una corriente “crudivorista” cuya base es comer exclusivamente alimentos crudos.  Esta afirmación, acerca de cocinar alimentos va unida a la posterior.

(Error en imagen WordPress*)

(http://lladrodellunas.blogspot.com.es/2013/02/putxero-valenciano.html)

2- “Somos el único animal que hace fuego”: ningún otro animal hace fuego, y seguro que estos criticones creen que debimos hacer como el resto de especies y olvidarnos de hacer fuego, que después nos permitió cocinar los alimentos gracias a el aumento de la Tª.

3- “Somos el único animal que viste con ropas y va a la moda”: estoy plenamente convencido de que estas personas salen a la calle en pelotas, sin ningún tipo de indumentaria a no ser de que se encuentren una hoja de un nogal… si les preguntas porqué te dirán que tú eres el loco, ya que el ser humano es el único que viste con ropas y accesorios raros. No???

4-“Somos el único animal que domestica, cuida, hace procrear y emplea la producción de otras especies (véase el ganado) para el resto de congéneres de la especie, manipulando sus etapas de lactancia en el caso de las hembras, para poder así obtener leche y derivados lácteos DE UNA MANERA RESPONSABLE Y ÉTICA”. Y evidentemente, por el momento, ni hay ni habrá otra especie que haga lo mismo que nosotros… al menos no en el sentido estricto con el caso de la leche* y el ganado vacuno (o de cabras u otros animales).

*(Un parásito invade a su huésped y lo usa, para nutrirse, evolucionar y reproducirse; puede ser un símil pero no de manera estricta quiero decir)

(Error en imagen WordPress*)

Realmente creo que el hecho de que algo no sea beneficioso para la salud o si lo sea no se puede argumentar, comparándonos con lo que hace el resto del mundo animal, puesto que entonces la diferencia evolutiva de un chimpancé y nosotros no diferiría tanto como lo hace ahora, ni hubiésemos alcanzado los progresos ni el entorno que nos rodea, sin ninguna duda. Hay muchos más ejemplos, pero yo no quiero ser pesado y siempre pueden deleitarme con los suyos ^^

Salud2

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s