La tabla periódica de los elementos; el “agua de vanadio”

El vanadio (V) es un elemento químico, con número atómico 23. Un metal blando y poco abundante. Andrés Manuel del Río fue quien lo descubrió por primera vez, aunque otros científicos le convencieron de que ese elemento era igual que el cromo. Nils Gabriel lo re-descubrió en 1831, por lo que se les atribuye a ambos el mérito de su descubrimiento. http://es.wikipedia.org/wiki/Vanadio

vanadio

No se tienen claras todas las posibles repercusiones, ni tampoco el metabolismo de este elemento en el cuerpo humano, que aún a día de hoy, resulta algo dudoso. Sin embargo siempre habrá gente aventurada, dispuesta a regalarnos los oídos con maravillosas soluciones para nuestros problemas. Con el fin de beneficiarse, en la mayoría de ocasiones, de manera económica sin estar dilucidados muchos aspectos que le conciernen.

Este elemento, tiene por una parte, un curioso efecto secundario en hombres; pues es un maravilloso espermicida. Ya que rompe el cigüeñal de la cola de los espermatozoides, dejándolos cual bote a la deriva.

Sin embargo, el aspecto que a nosotros nos interesa hoy, es como este elemento aumenta y disminuye, de manera algo misteriosa, los niveles de azúcar en la sangre. ¿Y qué enfermedad está relacionada por excelencia? Exacto, la diabetes.

img_2747

Como hemos mencionado el vanadio es poco abundante, pero existe un lugar donde los manantiales subterráneos emanan “agua de vanadio”. Nada más y nada menos que en el monte Fuji (Japón). Este monte (a pesar de ser en realidad un cono volcánico) se considera sagrado y son sus aguas subterráneas las que esconden uno de sus secretos, pues son ricas en vanadio.

Algunas páginas web, venden en Internet “agua de vanadio” como cura para la diabetes y otros como posible tratamiento, algo que sin duda captó terriblemente mi atención. http://spanish.alibaba.com/product-tp/mineral-vanadium-alkalin-bottle-water-japanese-water-124574142.html

De hecho según algunos, no solo “reduce los niveles de azúcares” según esta fuente, sino que “ayuda a reducir niveles de colesterol” y “se cree que puede ayudar a reducir la incidencia de ataque al corazón”. Otros proveedores presumen de tener las mayores cantidades de vanadio en sus botellas, directas del monte Fuji. Estas cifras rondan los 150 mcg/L (microgramos).

¿Realmente se trata de una terapia útil para la diabetes? ¿Estos vendedores están vendiendo algo avalado y demostrado científicamente, y con pruebas fehacientes de que lo que dicen, es cierto?

mineral_Vanadium_alkalin_bottle_water_Japanese_water

Por lo que el siguiente punto a tratar, que consideré interesante fue; ¿ Cuales son los requerimientos de una persona con respecto al vanadio?

http://www.med.nyu.edu/content?ChunkIID=125167

No se sabe exactamente cuanto vanadio requieren las personas, pero los estimados oscilan entre 10 y 30 mcg/día (es decir, una millonésima parte de los requerimientos de calcio y las botellas citadas que tienen 150 mcg/L, tendrían en un litro, cinco veces más vanadio que las recomendaciones necesarias para todo un día).

Además en el apartado; “Usos terapéuticos” dice:

Usos Terapéuticos

El vanadio ha sido propuesto como un tratamiento para la diabetes , basándose en estudios prometedores realizados en animales y unos cuantos ensayos pequeños en humanos. Estudios en ratas con o sin diabetes, sugieren que el vanadio podría tener un efecto similar al de la insulina, al reducir los niveles de azúcar en la sangre.(Así como otros muestran que se depositan y son absorbidos por el sistema óseo).Basándose en estos descubrimientos, se han realizado estudios preliminares involucrando a humanos, en su mayoría mostrando resultados prometedores. Sin embargo, no ha sido reportado hasta el momento (ningún) algún estudio doble ciego controlado con placebo sobre el vanadio como tratamiento para la diabetes.

Por lo tanto no se puede concluir que sea beneficioso en el caso de la diabetes, ni se pueden extrapolar los resultados obtenidos de ratones, a seres humanos y no se puede determinar que sea de utilidad para el tratamiento de la diabetes, y mucho menos su cura (al menos que se sepa de momento).

300px-Lightmatter_lab_mice

Una vez más, todos estos “vendedores de humo” se dedican a sacar beneficios de este tipo de ventas, aderezando con falsas promesas y propiedades no lo suficientemente demostradas sus productos. No niego que algún día puedan llegar a ser una opción (mejor para todos los afectados), pero por el momento no se dispone de la suficiente seguridad y certeza de que así sea.

A pesar de su “leve” toxicidad, puede provocar efectos tóxicos siendo la dosis máxima de consumo tolerable 1’8 mg.

Las personas en tratamiento para la diabetes deben ser controlados por personal cualificado, y es conveniente que el paciente les ponga al corriente si decide realizar algún tratamiento alternativo de este tipo.

monte_fuji

(Monte Fuji http://nihonnipon.com/2010/12/09/en-la-cima-del-monte-fuji-desafio-extremo/)

Estudios relacionados;

Harland BF, Harden-Williams BA. Is vanadium of human nutritional importance yet? J Am Diet Assoc . 1994;94:891 – 894.

Harland BF, Harden-Williams BA. Is vanadium of human nutritional importance yet? J Am Diet Assoc . 1994;94:891 – 894.

Boden G, Chen X, Ruiz J, et al. Effects of vanadyl sulfate on carbohydrate and lipid metabolism in patients with non-insulin-dependent diabetes mellitus.Metabolism . 1996;45:1130 – 1135.

Halberstam M, Cohen N, Shlimovich P, et al. Oral vanadyl sulfate improves insulin sensitivity in NIDDM but not in obese nondiabetic subjects. Diabetes . 1996;45:659 – 666.

Fawcett JP, Farquhar SJ, Walker RJ, et al. The effect of oral vanadyl sulfate on body composition and performance in weight-training athletes. Int J Sport Nutr . 1996;6:382 – 390.

Amano R, Enomoto S, Nobuta M, et al. Bone uptake of vanadium in mice: Simultaneous tracing of V, Se, Sr, Y, Zr, Ru and Rh using a radioactive multitracer. J Trace Elem Med Biol . 1996;10:145 – 148.

Matsumoto J. Vanadate, molybdate and tungstate for orthomolecular medicine. Med Hypotheses . 1994;43:177 – 182.

Shamberger RJ. The insulin-like effects of vanadium. J Adv Med . 1996;9:121 – 131.

Ramanadham S, Mongold JJ, Brownsey RW, et al. Oral vanadyl sulfate in treatment of diabetes mellitus in rats. Am J Physiol. 1989;257:H904 – H911.

Brichard SM, Okitolonda W, Henquin JC. Long-term improvement of glucose homeostasis by vanadate treatment in diabetic rats. Endocrinology . 1988;123:2048 – 2053.

Kanthasamy A, Sekar N, Govindasamy S. Vanadate substitutes insulin role in chronic experimental diabetes. Indian J Exp Biol . 1988;26:778 – 780.

Shechter Y. Insulin-mimetic effects of vanadate. Possible implications for future treatment of diabetes. Diabetes. 1990;39:1 – 5.

Challiss RA, Leighton B, Lozeman FJ, et al. Effects of chronic administration of vanadate to the rat on the sensitivity of glycolysis and glycogen synthesis in skeletal muscle to insulin. Biochem Pharmacol. 1987;36:357 – 361.

Sakurai H, Tsuchiya K, Nakatsuka M, et al. Insulin-like effect of vanadyl ion on streptozocin-induced diabetic rats. J Endocrinol . 1990;126:451 – 459.

Pederson RA, Ramanadham S, Buchan AM, et al. Long-term effects of vanadyl treatment on streptozocin-induced diabetes in rats. Diabetes . 1989;38:1390 – 1395.

Myerovitch J, Farfel A, Sack J, et al. Oral administration of vanadate normalizes blood glucose levels in streptozocin-treated rats. Characterization and mode of action. J Biol Chem . 1987;262:6658 – 6662.

Heylinger CE, Tahiliani AG, McNeill JH. Effect of vanadate on elevated blood glucose and depressed cardiac performance of diabetic rats. Science . 1985;227:1474 – 1477.

Boden G, Chen X, Ruiz J, et al. Effects of vanadyl sulfate on carbohydrate and lipid metabolism in patients with non-insulin-dependent diabetes mellitus.Metabolism . 1996;45:1130 – 1135.

Cohen N, Halberstam M, Shlimovich P, et al. Oral vanadyl sulfate improves hepatic and peripheral insulin sensitivity in patients with non-insulin-dependent diabetes mellitus. J Clin Invest. 1995;95:2501 – 2509.

Goldfine AB, Folli F, Patti ME, et al. Effects of sodium vanadate and in vitro insulin action in diabetes [abstract]. Clin Res . 1994;42:116A.

Halberstam M, Cohen N, Shlimovich P, et al. Oral vanadyl sulfate improves insulin sensitivity in NIDDM but not in obese nondiabetic subjects. Diabetes . 1996;45:659 – 666.

Srivastava AK. Anti-diabetic and toxic effects of vanadium compounds. Mol Cell Biochem . 2000;206:177 – 182.

Fawcett JP, Farquhar SJ, Walker RJ, et al. The effect of oral vanadyl sulfate on body composition and performance in weight-training athletes. Int J Sport Nutr . 1996;6:382 – 390.

Domingo JL, Gomez M, Llobet JM, et al. Oral vanadium administration to streptozotocin-diabetic rats has marked negative side-effects which are independent of the form of vanadium used. Toxicology . 1991;66:279 – 287..

Sanchez DJ, Colomina MT, Domingo JL. Effects of vanadium on activity and learning in rats. Physiol Behav . 1998;63:345 – 350.

Domingo JL. Vanadium: a review of the reproductive and developmental toxicity. Reprod Toxicol . 1996;10:175 – 182.

Dietary Reference Intakes for Vitamin A, Vitamin K, Arsenic, Boron, Chromium, Copper, Iodine, Iron, Manganese, Molybdenum, Nickel, Silicon, Vanadium, and Zinc (2001). 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s