Por el poder de cuidar

Según la RAE una de las acepciones de cuidar: es asistir, guardar y conservar. Sin duda me parece una definición demasiado breve y exhausta, para todo lo que engloba bajo mi punto de vista (lo se, lo se, al fin y al cabo es un diccionario). Trataré de trasladar en este post todo o parte, de lo que conlleva cuidar, y realizar cuidados; la esencia de la profesión enfermera y como se ve limitada en muchas ocasiones por fuerzas “superiores” como las diferentes culturas, religiones, creencias o procedencias geográficas. Cuándo nació dicha palabra (cuidar) lo desconozco sobradamente, pero desde luego creo que el significado del término lleva con nosotros antes de que el propio lenguaje lo hiciera; o yo al menos así lo creo. No me extraña pensar que además de vivir en clanes y grupos, los más antiguos humanos cuidasen unos de otros; al igual que un extinto dinosaurio  cuidaría a su cría de un depredador en un momento dado.Y es que somos seres sociales por naturaleza por lo que el concepto de cuidar debe llevar mucho tiempo con nosotros, sino no podríamos haber llegado a ser, lo que hoy somos. Tanto, que es la esencia de la profesión a la que espero tener el gusto de dedicarme el resto de mis días.

manos

Una manera de definir la enfermería podría ser aquella que ayuda a personas, familias y comunidades a fomentar la salud, prevenir las enfermedades, satisfacer las necesidades cuando estén enfermos y en la recuperación; además del apoyo en caso en enfermedades incurables.  Y es que no sólo es importante cuidar, cuando alguien lo necesita sino que también lo es tratar de prevenir y de educar en la mayor medida posible a la población, para que esa enfermedad no llegue, o llegue mucho más tarde; o que si llega, se tengan los mejores conocimientos posibles para abordarla de la mejor manera. Saber qué tipos de cuidados necesita cada persona, pues todas no somos iguales en cuanto a carácter, ni tenemos las mismas afecciones. Hay que saber apoyar a una persona y acompañarle por sendas tortuosas y complejas, o incluso ayudarle en su proceso de muerte (y si el/ella lo desea). No se si el marido o la mujer con la que se casó estarán, o la familia; pero seguro que hay un enfermero/a a su lado hasta el momento de su muerte, si es que hay tiempo; puesto que los infortunios no entienden de estas cosas.  Resulta contradictorio pensar que no deberíamos establecer vínculos emocionales con nuestros pacientes… pero en ocasiones resulta tarea imposible y en muchas ocasiones llega enriquecernos de una manera pasmosa. Así pues, cuidar representa una infinidad de variedad de actividades dirigidas a mantener y conservar la vida, y permitir que esta continúe y se reproduzca.

Evidentemente existen muchas interpretaciones y definiciones, tanto de cuidar, como de cuidados de enfermería y existen muchos tipos de cuidados como pueden ser: cuidados intensivos, paliativos, prenatales, progresivos…

Madeleine Leininger  teórica y escritora enfermera definió los cuidados de enfermería así“Son todos los actos y decisiones de asistencia, apoyo, facilitación o capacitación que se ajustan cognitivamente a los valores culturales, creencias y modelos de vida de los individuos, grupos o instituciones con el fin de suministrar o apoyar servicios de bienestar o cuidados sanitarios significativos, provechosos y satisfactorios”.

leininger

Madeleine Leininger

Creo interesante mencionar esta definición, puesto que acoge un concepto relativamente nuevo, si lo comparamos con la “esencia” de cuidar de la que hablábamos al principio del post; “que se ajustan cognitivamente a los valores culturales, creencias y modelos de vida” y es que el tiempo y la evolución del ser humano así como su estructuración social y organización  ha cambiado mucho desde las épocas cavernosas. Ahora existen culturas, valores, creencias incluso delimitaciones geográficas fijadas por nosotros, que antes no existían; y que en muchas ocasiones se anteponen a esa aplicación de cuidados, o se anteponen incluso a la propia vida.

 Son muchos los ejemplos que se me vienen a la cabeza; y creo interesante analizar algunos de ellos y compartir así la frustración que algunos de ellos me suponen. Son relativamente recientes, y no hace falta irse muy lejos para comprobar que es una temática habitual y que engloba multitud de factores culturales, sociales y religiosos por todo el globo terrestre.

“Estalla un brote de sarampión en el cinturón bíblico holandés” 12/06/2013

Las autoridades sanitarias holandesas han detectado un brote de sarampión que ya afecta a 30 personas y sigue expandiéndose en el llamado «cinturón bíblico», un área de calvinismo extremo en la que las familias se niegan a vacunar a sus hijos por razones religiosas. En esta ocasión fueron los niños holandeses del cinturón bíblico calvinista los que se vieron afectados, ya que sus padres no desean cuidar y prevenir a sus hijos con vacunas, y luego pasan este tipo de sucesos y brotan virus prácticamente erradicados como el del Sarampión, que puede llegar a ser mortal.

Noticia: http://www.abc.es/sociedad/20130612/abci-brote-sarampion-holanda-201306121857.html

vacunas

 “Muere en Mallorca un inmigrante sin papeles al que se le negó atención sanitaria” 04/05/2013 

Médicos del Mundo y la coalición econacionalista MES per Mallorca señalan al decreto gubernamental de exclusión sanitaria de los ‘sin papeles’ y a la Consejería balear de Salud como responsables de la muerte de Alpha Pam, un ciudadano senegalés que falleció el pasado 21 de abril de tuberculosis “sin haber recibido atención sanitaria”.

Tanto la ONG médica como el partido político centran sus críticas en la legislación vigente, que impide atender a las personas que no tengan tarjeta sanitaria, entre ellas las que viven en situación irregular.

Esto es lo que sucede cuando no se modifica la normativa o las leyes, que en muchas ocasiones cargos ostentosos se encargan de manipular. Imposibilitaron que fuese atendido, de hecho no sería legal, el atender a ese paciente sin la tarjeta sanitaria necesaria, (y habiendo habido quejas al respecto augurando lo que podría pasar) y finalmente murió en el domicilio que residía. Resulta triste que esta delimitación geográfica sea la culpable de que alguien sea inmigrante y por la legislación y normativa vigente no fuese atendido y tuviese que morir por ello. Nadie puede negar que otro desenlace quizás hubiese sido posible.

Noticia: http://www.publico.es/actualidad/454741/muere-en-mallorca-un-inmigrante-sin-papeles-al-que-se-le-nego-la-atencion-sanitaria

17758880-manos-negras-de-impresion-negro-de-una-mano-impresion-forma-parte-impresion-de-la-mano-dejar-de-lado

– “Argentina: una testigo de Jehová adolescente en estado crítico rechaza una transfusión” (con el apoyo de su mamá) 07/08/2013

Afectada por una anemia grave, la joven argentina Eugenia Suárez, de 17 años de edad, está internada desde el pasado 31 de julio en el Hospital de Clínicas. Según el papá y las tías de la adolescente, su estado es crítico y para poder salir de ese cuadro necesita con urgencia una transfusión de sangre. Pero ella, que es es testigo de Jehová, se niega con el apoyo de su mamá. Ayer, 6 de agosto, su padre recurrió a la Justicia. “Mi hermana está abandonando a su hija. La está dejando morir”, dijo a Clarín Fabiana (en la foto), una de las tías. Lo cuenta Victoria de Masi en este diario argentino.

Eugenia es la mayor de tres hermanos. Asiste a una escuela pública de Ezpeleta, en Quilmes, donde vive con sus padres Roxana y Ramiro. Ella trabaja como empleada doméstica y él como obrero. Hace diez años Roxana se sintió atraída por los testigos de Jehová –surgidos a fines del siglo XIX en los Estados Unidos– y decidió convertirse. Ramiro no quiso acompañarla en el cambio. Tampoco pudo frenar el ingreso de los cuatro chicos.

Las convicciones religiosas de Eugenia, apoyadas por su madre, son las que no permiten que en el Clínicas le hagan una transfusión de sangre. A partir de una lectura literal de la Biblia –“que os abstengáis (…) de sangre” (Hechos 15,28-29)– rechazan estás prácticas. Consideran que recibirlas puede provocar una condena eterna. Y sostienen que la medicina está demostrando que el no recurrir a las transfusiones en ciertas intervenciones “no supone un riesgo sustancialmente mayor”.

Oposición de la familia a esta decisión

Para el padre de Eugenia, la rapidez con la que intervenga la Justicia será clave. La chica cumplirá 18 años mañana, 8 de agosto. Siendo menor, él puede recurrir a la ley de minoridad, que detemina que un chico tiene la facultad de tomar decisiones sobre su salud siempre que no haya un peligro para su vida. Si logra comprobar que la vida de Eugenia está en peligro, podría pedir a la Justicia que ordene la transfusión a través de una medida cautelar. En cambio, a partir del 8 de agosto, ella tendrá la posibilidad de decidir sobre su condición física ya que se privilegia la autonomía de la voluntad del paciente.

“Mi sobrina sufre de hemorragias uterinas crónicas, jamás tratadas. Está tirada en una cama, pesa 43 kilos y mide 1,65 metros. No sé en qué está pensando la madre”, dice Fabiana. Roxana firmó un documento en el que aclara que por cuestiones religiosas su hija no puede recibir el tratamiento. “Nosotros nos ofrecimos para ser donantes, le explicamos que es sólo una vez, que la sangre que recibiría es de su propia familia, pero ella no entiende. Se la vamos a pelear. Mañana (por ayer, 6 de agosto) vamos a denunciarla”, aseguró la tía de Eugenia. Por lo pronto, no hubo parte médico del Clínicas que explique que la adolescente necesita con urgencia una transfusión. La joven está internada en el área de Pediatría, en el segundo piso del hospital.

Incluso la abuela de la joven había amenazado con denunciar ante la Justicia a su propia hija, madre de la adolescente. Tengo intenciones de denunciar a mi propia hija, voy a hacer la denuncia, no nos queda otra. Todo mal, hay que seguir peleándola, no queda otra”. Así aparece reflejado en Nuevo Diario. Agregó: “sobre la religión no hablábamos mucho. Ella siempre dijo que si llegara a pasar algo ella no se iba a hacer una transfusión. Yo le decía que la iba a pelear. Que ella haga lo que quiera pero la hija es joven, no podemos permitir que no le pongan sangre por una cuestión de religión. Llegó el momento”.

En la puerta del hospital, otra de las tías se mostró muy enojada con la madre de Eugenia, según informa Noticias Argentinas“Ellos dicen que se hacen cargo de la muerte de mi sobrina. ¿Quiénes son para eso? No somos el primer caso. ¿Qué, van a venir al velorio? ¿Eso quieren hacer?”, cuestionó.

Por su parte, Fabiana, tía de la joven, dijo a Cadena 3“nosotros simplemente queremos que nuestra sobrina se recupere lo más pronto posible y que sea transfundida”. La mujer aseguró que la influencia de los testigos de Jehová es sobre su hermana, no así sobre su cuñado. “La influencia sobre mi hermana es mucha porque la decisión que está tomando no es sensata, está dejando que la nena muera”, expresó angustiada. Sobre la intervención de la justicia, contó: “Ayer (5 de agosto) estuvimos en el Tribunal de Menores, ahí un juez dijo que va a revisar el caso y darnos una respuesta hoy (día 6) a las 16”.

“Ellos (los testigos de Jehová) proponen una alternativa, que es un hierro intravenoso, que le están poniendo hace 7 días y no tiene una mejoría”, detallaron sus tías, tal como publica el Diario Popular. Las mujeres contaron, además, que la madre de Eugenia le oculta información al padre de la adolescente, para que no intervenga. “No nos interesa meternos en su religión, sólo queremos que la nena tenga salud”, concluyeron las tías.

Noticia: http://infocatolica.com/blog/infories.php/1308060812-argentina-una-testigo-de-jeho

shutterstock_3233701

En esta ocasión he preferido trasladar toda la noticia, puesto que creo que el relato es digno de lectura, así como las frases de las protagonistas.

Todos ellos tienen algo en común; y es que en todos hay un deseo por parte del profesional de a pie a prestar atención y cuidar a la persona, pero es el propio sistema que éstas han creado con sus requisitos y limitaciones; o bien las propias personas, las que no desean que esta atención se preste, aun cuando ello podría conllevar a su propia muerte. Es realmente algo contradictorio y resulta frustrante (el caso de la madre de la niña argentina por ejemplo) que alguien crea algo tan arbitrario para vida, cuando es la propia vida y la salud de ésta la que está en juego.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s