Los primeros extintores; química de la vieja escuela

Willian George Manby fue un inventor y publicista inglés, que nació en Denver (Norfolk) y murió en Yarmouth (1765-1854). Abrazó la carrera militar, y después de haber ascendido a capitán, se le designó, en 1803, para director de los cuarteles de Yarmouth.

Se distinguió principalmente por sus inventos mereciendo citarse entre estos una bomba para extinguir incendios cargada de una disolución de cal y potasa, lo que podemos denominar como el primer extintor de incendios de la historia. A este inventor inglés se le ocurrió crear un instrumento que apagase el fuego viendo las dificultades de un grupo de bomberos de Edimburgo para alcanzar los pisos superiores de un edificio en llamas. El primer extintor de fuego del mundo, creado por William George Manby, estaba formado por cuatro cilindros metálicos de los que tres de ellos estaban llenos de agua hasta la mitad y en el cuarto introducía aire a presión. En la parte superior del cilindro había una pequeña manguera y una válvula. Cuando se accionaba la válvula el aire a presión salía del cilindro metálico arrastrando el agua con el y apagando así el fuego.

v0_web

En 1886, Francois Carlie de Francia patentó el primer extintor de bicarbonato de sodio, que usó una mezcla de agua y bicarbonato de sodio con ácido tartárico, que era lo que producía el propulsor de dióxido de carbono. En 1881, una patente estadounidense se completó con Almon M. Granger, que había inventado otro tipo de extintor de soda-ácido que utilizaba la reacción entre ácido sulfúrico y bicarbonato de sodio para mandar agua sobre el fuego. La reacción de los compuestos generaba la presión suficiente para que saliese propulsada por la manguera, dicho de una manera simple.

El tetracloruro de carbono fue uno de los primeros compuestos químicos empleados en 1908 en extintores portátiles. El tetracloruro de carbono (Cl4C) se usaba como agente extintor hasta que su manifiesta toxicidad aguda  y efectos crónicos  indujeron a su prohibición como elemento de lucha contra el fuego en los años 60 del siglo XX.  La exposición prolongada a Cl4C esta asociada a ciertos tipos de cáncer en algunos mamíferos y es sospechosa de lo mismo en humanos. Se descubrió que sus vapores eran muy tóxicos y que cuando se aplicaba al fuego podía producir ácido clorhídrico y fosfógeno, mas tóxico aún.

Después de la 2da guerra mundial, se introdujo el clorobromometano, ligeramente menos tóxico, y comenzó a emplearse el término líquido vaporizante para designar a los extintores de este tipo. A principio de los 50, distintas agencias federales prohibieron estos tipos de extintores por resultar venenosos, y a mediados de los años 60, muchos estados, ciudades y firmas industriales siguieron su ejemplo. A finales de los 60 se interrumpió su homologación por laboratorios de ensayos.

extint

Los extintores de agua, activados por cartuchos (tipo de inversión), se introdujeron a finales de los años 20, en 1918 se desarrollo una solución anticongelante de metales alcalinos denominadas “corriente cargadas” para empleo de extintores activados por cartuchos. En 1959 aparecieron los extintores de agua – acumuladores de presión, que en 10 años reemplazaron gradualmente a los modelos de cartucho. En 1969 se interrumpió, en Estados Unidos, la fabricación de todos los extintores de inversión, que ya no se certifican o aprueban por los laboratorios de ensayos.

El primer extintor de espuma apareció en 1917 y su aspecto y funcionamiento se parecen muchos a los extintores de ácido y sosa. Su empleo se extendió progresivamente a lo largo de los años, hasta que en los 50 los extintores de polvo alcanzaron una amplia aceptación. Si hoy en dia ser bombero es una profesión estimada y con sus peligros carácteristicos imaginaros aquellos bomberos, que hacían reaccionar acido sulfuríco con bicarbonato de sodio como si de alquimistas se tratase, con unos efectos devastadores, aparte de los peligros derivados por los incendios.

Bomberos antiguosextintor-antiguo-10312-MLC20027476307_012014-F

Anuncios

3 Respuestas a “Los primeros extintores; química de la vieja escuela

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s