Alcohol y reducción de peso

Es muy habitual, que se realicen preguntas en torno al alcohol, en procesos de pérdida de peso.

No por ser consumido en grandes cantidades, por lo general, sino por la frecuencia o número de días en las que consumimos dicha sustancia. Es innegable que la gran mayoría de la población emplea el alcohol para desinhibirse, disfrutar con los conocidos y dejar atrás esa semana caótica en el trabajo.

Además, somos un país con tasas de consumo bastante altas, por lo general, en las diferentes provincias que lo conforman. Las antiguas tradiciones, como el “txikiteo” (término vasco derivado de txikito, vaso ancho – bajo) en las que señores con boina salían de bar en bar tomando vasos generalmente de vino tinto, son precedidas por las nuevas; por todos conocidas, como el botellón o los juegos en los que el único propósito es terminar como una cuba (como el oka-limotxo o juegos de cartas infinitos).

806187042_97145c7b7bEl “mito” de la barriga cervecera;

No es que sea un mito, por ser falso… pero es incompleto. Y donde pone cerveza, podemos poner (y con más razón) ron, vino, ginebra y unas cuantas cosas más. Sí, el alcohol como todos sabemos aporta su correspontiende energía en forma de Kj o Kcal como se suele representar en el ámbito nutricional, además de alguna sustancia más, como polialcoholes, el resveratrol y algunos micronutrientes en bajas cantidades. Alguna poco contrastada en estudios científicos como el caso del resveratrol, que aún debería demostrar si realmente sirve como agente anti-cardiovascular.

Más de uno ya estará pensando;

“Bueno pero una cerveza… no es lo mismo que un cubata”

Evidentemente, y tienes toda la razón. Pero hay una serie de conceptos que no solemos tener en cuenta, a la hora de reducir nuestro peso corporal y en la toma de decisiones (puestos a pasarnos, mejor será pasarnos lo menos posible, disfrutando lo mismo!)

115125_barriga-cervecera

El aporte energético del alcohol son Kcal “vacías”;

El alcohol tiene su propia “equivalencia” en cuanto a aporte calórico, de manera que;

1 gr alcohol = 7 Kcal

Y son kcal vacías, término con el se califican por lo general a edulcorantes muy poco calóricos, cuyo valor nutricional no es de gran interés/utilidad para nuestro organismo (excepto el aporte energético y la embriaguez que produce, en el caso del alcohol). Es decir no nos aporta nutrientes (no se podría a largo plazo sobrevivir a base de la dieta del alcohol, típica de escalas sociales bajas como mendigos).

Para que nos hagamos una idea, una botella suele tener fácilmente 75 – 90 cl. ( 1 cl = 10 gr ).

Se podría pensar entonces que:

900 gr (en 90 cl) x 7 kcal = 6.300 kcal, en una botella entera (el aporte equivalente a tres días). Pero estaríamos olvidándonos del factor graduación.

alcohol_ por_ volumen

La graduación % también importa.

Siempre contendrán más gr. de alcohol, aquellos que mayor graduación (%) tengan.

Esto parece algo muy lógico, pero no se suele tener en cuenta cuando se está a dieta, si te toma un ron cola o un gintonic con bitterkas “sin” azúcar ( ya de perdidos, al río verdad?). Las bebidas fermentadas suelen oscilar los 5 – 15 grados, mientras que las destiladas suelen oscilar de 25 – 50 grados. Será preferible, si se está en proceso de pérdida de peso, elegir la botella de 24 % de volumen y no la de 43 %.

Siguiendo con el ejemplo de la botella de 90 cl (900 gr), en el caso del patxarán se sitúa en un volumen aproximado a 24 %.

De manera que en esa botella de 90 cl, hay 216 gr de alcohol propiamente dicho, de ese volumen total.

216 gr x 7 Kcal = 1512 Kcal en una botella de patxarán.

Patxaran_casero

 

1 botella de vino tinto, por el contrario, suele tener un volumen, digamos  de 12%, por lo que si ingerimos esos 90 cl, obtendremos 108 gr. de alcohol.

botella

Y en una ginebra de 47’3 %, obtendremos 425 gr en los mismos 90 cl. Habría que tenerlo en cuenta.

ginebra-tanqueray

 

El dicho popular “barriga cervecera”, es simplemente porque queda mejor, y no porque la cerveza engorde más precisamente…

Las bebidas sin alcohol y refrescos;

Las bebidas 0’0 son bebidas sin alcohol (o en porcentajes muy bajos como 0’6-0’8) son un buen recurso, muchas de ellas son agradables al gusto (a pesar de notar la diferencia, evidente). Además nos ahorramos esos gr de alcohol, más calóricos que 1 gr de hidratos de carbono = 4 kcal, tan demonizados en la actualidad. Eso sí, del alcohol ni pío que no nos interesa…

Además el consumo de cantidades significativas de alcohol, es factor predisponente para desarrollar multitud de enfermedades o complicaciones. Al fin y al cabo estamos hablando de salud. No digo que no se salga y se disfrute, pero creo que todos hemos visto auténticas barbaridades (y en el País Vasco que tenemos fama de brutos, imagínense…).

177

Los refrescos, sin embargo, son un arma de doble filo.

Nadie discute que es preferible tomarse una coca-cola o un Nestea en vez de un combinado. Sin embargo, en la oscuridad de la noche y con algún trago de más, no reparamos en el refresco que emplean o pedimos en ese combinado.

Supone una GRAN diferencia en el aporte calórico, que ese refresco sea light, o no light, máxime si estamos en reducción de peso.

-De manera que un combinado empleando la mitad de una coca-cola normal aportará unos 18-19 gr más de azúcar (una lata tiene 37 gr).

-Mientras que un combinado con media coca-cola light nos ahorrará esos 18-19 gr azúcar y calorías consecuentes.

673x6731243975322_cubatas_baja_4

 

Resumiendo (de menos a más calórico):

1. Lo mejor agua, manzanilla (no el vino, sino la infusión), infusiones, té.

2. Refrescos poco calóricos como bebidas sin alcohol o light.

3. Cerveza, vino, sidra, bebidas con poca graduación.

4. Alcoholes destilados en función de su graduación, sin refresco (así tomarás menos).

5. Alcoholes destilados con refresco light.

6. Alcoholes dest. con refresco azucarado.

Alcohol cuanto menos mejor (para reducción de peso sobre todo). Lo más importante es que no este presente en la tónica general del proceso de reducción; siendo conscientes de que algunas personas saldrán a “socializar”. Es importante insistir en esa tónica general, y limitar los días en los que se consume alcohol. De este modo serán excepciones puntuales, y no repetidas, en el tiempo.

Ahora si quieren pueden echar cuentas, yo el último fin de semana me tome más de 2… Y no era mosto… Salud2!

alcohol-365xXx80

 

Anuncios

5 Respuestas a “Alcohol y reducción de peso

  1. Pingback: El “mito” de la barriga cervecera·

  2. jajaja muy buen post! yo me he pasado a la cerveza sin, pero no por no engordar, sino porque con 2 ya no sé ni hablar y eso no puede ser… XD
    Me estoy adentrando en el fascinante mundo de los tés e infusiones y sus mil propiedades saludables. Verdad o no? no sé, pero qué ricos!

    • Gracias matronaonline!!!
      La verdad que el mundo de los tés es de traca; si que es cierto q algunos como el té verde son estudiado y han reportado ciertos efectos. Sin embargo en las cajas de los tés n tienen reparos en poner algunas propiedades no tan evidentes.
      Ya se como ganar tu confianza; un par de cervecitas a matronaonline q paga el reflejo ^^ !

  3. No tiene porqué consumirse en grandes cantidades (de hecho mucha teína es hipertensiva y aumenta la frec.cardíaca) un consumo regular si está relacionado con beneficios antioxidantes y es un buen aliado en las pérdidas de peso y los períodos sin ingesta por ser prácticamente acalórico. Un saludillo!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s