“Yo quiero ESE medicamento”

0663616ff2ee9a610697d7056f31fa4e

Es curioso cómo las noticias vuelan, y más que volar, se propagan cual virus, o incluso con mayor virulencia. El caso es que, hace unos meses, se le recetó a una persona un medicamento “relativamente” nuevo. No lleva muchos años en circulación, en este, nuestro país. Y a esa persona yo la veo por otro motivo (quede claro que no soy médico, ni quiero XD).

Es un medicamento empleado en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo II o insulinodependiente; por lo que necesitan adquirir la insulina. El medicamento en cuestión se llama: Victoza. Supongo que muchos conoceréis (o no) a alguien que padezca esta enfermedad ( ojo, que no tienen porque ser insulinodependientes, ni que tengan que pincharse insulina, o puede que simplemente pasaran una diabetes gestacional durante un embarazo y éstas no serían diabéticas al fin y al cabo), y no es algo inusual.

54_VictozaLB

 

Es realmente alucinante como cambian los tiempos, y las cosas van evolucionando, progresando o como lo queráis llamar. En unos sentidos más que en otros, claro está.

Este medicamento que mencionamos hoy, victoza, es un medicamento, inyectable, en forma de “pluma/bolígrafo” (imagen) para inyecciones subcutáneas y como es lógico, está recetado por el médico/a o endocrionologo/a correspondiente. Y la última palabra sobre qué ha de tomar o no, un paciente, deben tenerla ellos. Por encima de el deseo del paciente, o de el rumor de cierta persona de que; ese medicamento, funciona de maravilla!!

6253750-victoza

Además hay personas que toman antidiabeticos orales o ADO’s (metformina por excelencia) sin ser necesaria la punción con una pluma/boligrafo. Cada caso es un mundo, como se suele decir, y es por algo. Esto solo trata de ser un relato, sobre cómo evoluciona la salud, los medicamentos, y en concreto; la terapia con insulina. (No es una curación, pero como veremos es alucinante hasta donde puede llegar a ayudar).

En el caso de este sujeto, al que yo veo por un tema nutricional más que medicamentoso; se trataba de un hombre, de unos 55 años, con un sobrepeso importante y en su tratamiento habitual, hasta el momento, había estado empleando un bolígrafo de los típicos de insulina, de una de las tantas casas farmacéuticas que las fabrican (publicidad gratuita, aquí, sólo la merecida; y sino que apoquinen!).

Esta medicación le ayudaba a mantener estables sus curvas de glucemia a lo largo del día, algún día más, y algún día menos; pero estaba contento. Sin embargo,había algo que quería solucionar, y que sabía que influía en la diabetes y en su problema de colesterol; el sobrepeso.

obesidadY ese es el motivo de que ambos coincidiéramos. La primera vez que nos vimos, tuvimos una charla (por resumir), tomamos algunas medidas dietéticas y se fue contento y convencido por la puerta.

Al de un mes, nos volvimos a ver; y al subirse en la báscula; había reducido 900 gr de peso. “Algo es algo”, pero con el margen que había para trabajar, podía haber sido mayor y coincidíamos en ello. Fue en esta ocasión, en la que me comentó que le habían cambiado la medicación. Y le habían recetado Victoza.  

Esta medicación tiene un * , un plus o efecto secundario (depende como se mire!)  con respecto a un bolígrafo o pluma de insulina normal. Y es que además de llevar insulina, suele reducir el apetito (gracias a la liraglutida una <<incretina mimética>>) . Sí, exacto algo muy útil, sobre todo en los casos de diabéticos que tienen un alto peso y desean reducir su peso corporal y que suelen referir además un impulso que les invita a comer. Esta medicación no adelgaza, por si acaso aclaramos. Se trata de inhibir el apetito, para que esa persona no tenga tanta hambre y no coma en exceso. Y funciona? como hemos dicho; cada caso es un mundo y ese seguimiento/evolución en el tiempo debe ser seguida por el medico/endocrinólogo correspondiente.

En el caso de este caballero, no solo se adaptó a la terapia de la insulina, realizando el medicamento “su trabajo” en las curvas de glucemia y obteniendo buenos resultados en las glucemias que se realizaba (y en la hemoglobina glicosilada); sino que, además, aseguró (la siguiente vez que nos volvimos a ver) que tenía menos apetito, y tenía menos ganas de comer de modo que no lo pasaba “tan mal”.

Solo quedaba subirse a la báscula. Antes de que subiera, le pregunté si había realizado  algo más de ejercicio… y medio riéndose, negaba con la cabeza como un niño malo…

Subió… y había bajado 4kg y 300gr de peso en un mes. Un magnífico resultado del que se sentía muy orgulloso y no era para menos. Realmente esa persona no había realizado ejercicio físico, cosa que debería de hacer, sino que había conseguido “controlar” en mayor medida ese impulso de comer, y su alimentación en general (puesto que seguía realizando la dieta y las recomendaciones, pero con ayuda*). Hay personas que consiguen reducir incluso más peso, realizando una correcta dieta y una buena rutina de actividad física… y sin duda yo estoy a favor de reducir el peso de este modo, antes que recurrir a otro tipo de medidas… pero también se ver el aspecto positivo de las cosas; y esto sin duda que lo era.

Eso no quiere decir que, cada mes, vaya a bajar ese peso, probablemente a medida que llegue a su peso ideal, ira decreciendo; Tampoco quiere decir que a todas las personas las vaya a funcionar igual de bien… pero sin duda la victoza, le había ayudado (y él lo corroboraba) ha realizar la dieta de una manera, diferente. (Pues bienvenido sea)

Y saben? Es curioso como al de pocas semanas llegó a la consulta otra persona bajo la frase; “Yo quiero ese medicamento que me han dicho que…”

3671262

 

P.D: Este blog no pretende ser ningún consultorio de ningún tipo; existen profesionales de la salud a su alcance fuera de esta pantalla, en la “vida real”, búsquelos.

Anuncios

2 Respuestas a ““Yo quiero ESE medicamento”

  1. Interesante, aunque confieso que por un momento pensé que se iba a tratar de atacar alguna chorrada homeopática/naturista.

    Y como bien dices, muchos conocemos a personas que padecen de la diabetes, y otros como yo (con un antecedente familiar) tenemos muy en cuenta a la hora de las comidas y el hacer ejercicio para no tener que usar los bolígrafos esos.

    Saludos.

    • Lo primero bienvenido martincx y gracias por tu aportación; y sí, la verdad que leyendo el título puede dar la impresión de que se va abordar ese tema si. Salud2!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s