Dietoterapia: dieta por raciones.

Hoy he tenido el placer de asistir, en el Hotel Ercilla de Bilbao, a un taller/curso cuyo tema central era; “La alimentación por raciones”. El laboratorio que posibilitaba que se desarrollase dicho evento era “Roche”, reconocido probablemente por muchos de vosotros. Las ponentes, Itziar Landajo Chamorro y Marta Camarero Erdoiza, son ambas educadoras en diabetes (enfermeras en concreto, por aclarar), en el Hospital de Galdakano (Vizcaya).

Roche_Logo_Transparent_Background

La dieta por raciones es una herramienta, cada vez más recurrida, tanto por parte de los profesionales de enfermería y educadores en salud, como en diversas consultas de endocrinología o de dietética y nutrición. Fundamentalmente en el caso de diabetes.

Como ya comentamos de pasada en el post “Yo quiero ESE medicamento” existen diversas “modalidades” de diabetes o tipologías; siendo más habituales las de tipo I (antiguamente no insulinodependiente) y las de tipo II (insulinodependientesa). Por otro lado existen diabetes gestacionales, propias de ese periodo (pudiendo precisar o no, insulina), así como personas que dados sus antecedentes genéticos, familiares tienen más posibilidades de debutar con un caso de diabetes, a largo plazo si no controlan su alimentación. Por lo que este tipo de conocimientos/herramientas pueden ser útiles en diferentes grupos de población. Tanto para mejorar sus patologías, como evitar futuras complicaciones potenciales, o para disminuir la posibilidad de desarrollar alguna patología de este tipo (metabólico) en un futuro.

Tanto en personas con diabetes tipo I, como en diabetes tipo II; se consiguen mejores controles glucémicos, y reducciones en el % de hemoglobina glicosilada (HBA1C). Para que nos hagamos una idea de la importancia de esta reducción; se estima que una reducción del 1% de hem.glicosilada a lo largo de 7 años, reduce las complicaciones en un 25%; que no es moco de pavo. El análisis de este marcador nos permite deducir como han sido las curvas de glucemia del sujeto en los últimos 30 días aproximadamente. Mediante un cálculo se estima la equivalencia con la cifra de glucemia que correspondería a cada valor.

ver

Cuando conocen las equivalencias entre diferentes alimentos, y las cantidades aproximadas, aunque sea de manera orientativa, se obtiene un mayor control sobre la alimentación, relacionada con la carga de H.C, a través de  la dieta; por lo que este concepto adquiere gran importancia, y es el motivo de que nos juntásemos en el hotel.

Observad la tabla de equivalencias:

Sin título-1

 (La imagen es de Miquel Flores)

En la dieta por raciones, 1 ración equivale a 10 gr de H.C. Y a cada alimento (sin cocinar) que aparece en la imagen le corresponde una cantidad, en función de sus valores de H.C. Así pues y como ejemplos;

  • 50 gr de plátano => 1 ración => 10 gr H.C
  • Que equivaldría a 20 gr de pan => 1 ración => 10 gr H.C
  • Que equivaldría a 150 gr de zanahorias => 1 ración => 10 gr H.C
  • Que equivale a 300 gr de lombarda => 1 ración => 10 gr H.C

Y así sucesivamente. Sencillo, no? De esta manera un diabético podría organizar sus comidas en base a raciones y a las recomendaciones nutricionales generales o adaptadas a ciertas patologías. Pudiendo desayunar, por ejemplo, dos raciones de lacteo, 2 raciones de pan y 1 o 2 raciones de fruta. Elijiendo ciertas cantidades de x alimentos, y ciertas cantidades de otros, de manera que el contenido el H.C va a ser similar, y su repercusión en su digestión postpandrial será similar; evitando indeseables picos de glucosa, y evitando el aumento del % de HBA1C.

Si atendemos un poco a los grupos alimentarios representados en la imagen:

  • Las verduras y las hortalizas poseen cifras superiores al resto. lo que permite consumir mayores cantidades de alimento permitiendo a la persona saciarse con mayor facilidad que si come 10 gr de chocolate; y aportando la misma cantidad de H.C; una ración.
  • Las harinas, galletas, cruassant (evidentemente cada alimento es diferente y es importante el etiquetado de los productos) equivaldría a 15 gr una ración, bastante menos que el ejemplo anterior, por su alto contenido en H.C.
  • Las carnes y pescados no aparecen; pero su mayor característica es su contenido proteico, aunque poseen H.C. A ojo de buen cubero, diría que equivaldría a 100-125 gr aprox; y no vienen las cifras puesto que pueden estar restringidas en patología renal y otras.
  • La misma razón por la que no suelen venir las cantidades de frutos secos. De contenido fundamentalmente lipídico, este alimento se caracteriza por su alto contenido calórico. Y si recordamos los tipos de diabetes de manera grafica, en cuanto fisionomía generalizada:

descargaRapto de Europa Botero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 El diabético de tipo II estaría representado por la pintura de Botero habitualmente con problemas de peso y el tipo I por Olivia, la chica de popeye, más delgados por lo general.

Por ello, los frutos secos suelen estar descartados y no se incluyen en personas con problemas de peso, por su alto contenido energético; energía que si no gastan a través de actividad se acumulará; y aquí no se tira nada, como decía la abuela!

En resumidas cuentas, y dejando aparte el taller práctico, y alguna otra cosilla, estas son algunas de las ideas principales que se promueven a través a de los educadores, fundamentalmente centrado en la diabetes; que es una especialización (la educación en diabetes) a la que le estoy cogiendo el gustillo. No os voy a pedir que os despierte el mismo entusiasmo que a mi; pero si que os resulte minimamente atractivo!

Os dejo un link de interés; un calculador de raciones que además de indica los valores nutricionales de los alimentos; para personas diabéticas puede resultar interesante junto con una adecuada explicación. Solo habría que introducir la cantidad de alimento, para saber a cuantas raciones equivaldría. Salud2

http://www.seh-lelha.org/calena.aspx

Anuncios

5 Respuestas a “Dietoterapia: dieta por raciones.

  1. Es muy importante enseñar a los diabéticos comer bien, pues aunque estén bajo medicación eso no es suficiente para mantener los niveles de glucosa como deben. Se te nota el entusiasmo por la carrera que has escogido.

    Esto que dices en este post está muy bien, y me ha recordado que aunque los fruos secos sean muy nutritivos si estás queriendo mantenerte en el peso adecuado es mejor comerlos poco. Eso es un poco dificil para mi porque me gustan y sé que van cargados de vitaminas y minerales que tanto necesitamos.

    Saludos

    • Gracias logos77; la carrera ya la acabé. Y los frutos secos a pesar de ser muy nutritivos son muy energéticos por lo que no suelen resultar beneficioso cuando se quiere reducir de peso, y habitualmente se excluyen. Un saludo

  2. Sí, llevas razón, ya que es dificil mantenerse en el peso correcto es mejor comer los frutos secos en pocas ocasiones. Ahora acabamos de pasar la Navidades época de los turrones, mazapanes, mantecados, tan ricos todos y será mejor dejar de comer frutos secos por una temporada, pues entre ellos y el azucar nos hemos pasado muchos de nosotros.

    Felicidades por el blog.

  3. Pingback: “La pasta no engorda” | El Reflejo en la Ventana·

  4. Pingback: Intrusismo tecnológico? El caso BYDUREON | El Reflejo en la Ventana·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s